La Prensa en las Escuelas 2013

Ensueño, emprendimiento y entusiasmo. Estas palabras, estas tres E, resumen mi paso por “La Prensa en las Escuelas”. Todo comenzó siendo una ilusión, la de poder participar en una iniciativa que, pese haber recorrido un camino más o menos largo, a mí se me presentaba como una nueva oportunidad para acercar el periodismo a los …   Read More

276
276

Ensueño, emprendimiento y entusiasmo. Estas palabras, estas tres E, resumen mi paso por “La Prensa en las Escuelas”. Todo comenzó siendo una ilusión, la de poder participar en una iniciativa que, pese haber recorrido un camino más o menos largo, a mí se me presentaba como una nueva oportunidad para acercar el periodismo a los más jóvenes, a nuestros futuros comunicadores.

Hacía años que no me acercaba a la docencia y, además, hacia un colectivo tan joven y sensible como es el alumnado de 3º y 4º de ESO. Sin embargo, todos los temores ante lo nuevo y desconocido desaparecieron tras el primer contacto con los chicos. Aquí llega la etapa del emprendimiento.

Antes de iniciar las clases, al igual que mis compañeros, había realizado unos trabajos previos para que el desarrollo fuera impecable, pero no fue hasta la primera sesión cuando advertí que tenía que adaptar las explicaciones y actividades a cada grupo porque tenían conocimientos e intereses diferentes. También el número de alumnos por curso ha influido en el desarrollo de las sesiones; así, los grupos más numerosos se han mostrado más inquietos pero a la vez más participativos y colaboradores.

Respecto al contenido del programa, como antes decía, he tenido que adaptarlo a los intereses de este colectivo tan peculiar, por lo que he puesto mucho énfasis en las redes sociales donde TODOS los jóvenes con los que he tratado tienen presencia y las utilizan con frecuencia. Del mismo modo, he recurrido a numerosos ejemplos del ámbito educativo y juvenil para explicar los distintos puntos del programa, ya que considero que son las cuestiones que más les pueden preocupar.

Pero, sin duda, han sido las sesiones prácticas las más divertidas y fructíferas. No solo se han mostrado más participativos en estas sesiones, sino que han resultado de gran utilidad para resolver dudas sobre el temario como la diferencia entre tipos de periodismo y géneros periodísticos. Y es justo cuando el entusiasmo queda patente.

Primero, entusiasmo por parte de los chicos que se muestran exaltados y entretenidos al realizar un “Pasapalabras Periodístico” al final de la sesión. Este recurso, bastante conocido por los chicos al verlo en televisión, además de permitirles recordar las cuestiones más destacadas del programa, ha fomentado la participación, tanto individual como grupal, y el espíritu de superación.

Y son estas actitudes y comportamientos los responsables de que el entusiasmo que siento por “La Prensa en las Escuelas” sea aún mayor ahora que antes de haber participado en el proyecto. El hecho de llegar a los centros como un soplo de aire fresco, puesto que vamos a abordar una materia al margen del currículum establecido, hace que la tarea sea más sencilla. A lo que hay que sumar y agradecer el apoyo del profesorado, dispuesto en todo momento para ayudar en el desarrollo de las sesiones y mantener la concentración de los alumnos.

Por todo, considero que existe una palabra más, una E más, que define a “La Prensa en las Escuelas”: Éxito.
Muchas gracias.

In this article