Sonrisas igual a comunicación en la aventura del periodismo

Cada clase es un mundo, cada alumno un universo, y en estos días de peregrinar, teniendo la fortuna de transmitir periodismo en las aulas de distintos institutos, siempre me sorprenden sus miradas… Lo primero para mí es contactar con ellos, algunos bajan la cabeza, otros ya están preparados para participar, para descubrir qué es eso …   Read More

550
550

Cada clase es un mundo, cada alumno un universo, y en estos días de peregrinar, teniendo la fortuna de transmitir periodismo en las aulas de distintos institutos, siempre me sorprenden sus miradas…

Lo primero para mí es contactar con ellos, algunos bajan la cabeza, otros ya están preparados para participar, para descubrir qué es eso de una clase sobre la importancia de estar informados, así que lo primero que busco es que se relajen, que disfruten, que comuniquen… Me presento muy brevemente, “soy periodista, he tenido la fortuna de trabajar en medios muy distintos…” Y según la respuesta de cada aula hago una breve pausa para reírnos todos. Cuando no responden a la primera les hablo en lenguaje de “camello”, una broma inicial, una dinámica para comprobar que la comunicación es difícil cuando dejamos la lengua a un lado o cuando ponemos barreras en nuestra boca. Una muestra que nos sirve para arrancar las primeras carcajadas de la clase y para descubrir ¿qué es el periodismo?

Está claro que antes de poner las bases de la comunicación tenemos que hablar con su lenguaje rápido, son nativos digitales, y sonríen con caritas felices en twitter y en directo aún mejor, especialmente cuando bromeamos explicándoles la diferencia entre seres humanos analógicos y digitales. Evidentemente es una metáfora, pero muy real. Estos chicos y chicas de unos 15 años están conectados, tienen móviles con acceso a internet y navegan con una facilidad fantástica en las redes sociales. Precisamente gracias a twitter, la mayoritaria que ellos utilizan, puedo explicarles ¿por qué nos interesa estar informados? Y resolvemos otras muchas cuestiones que investigan navegando.

A muchos les apasiona el deporte y la música y siguen estos temas principalmente en redes, algo en televisión, muy poco en radio y casi nada en papel. Pero antes de entrar en lo que les apasiona, estudiamos géneros periodísticos, tipos de medios y otros conocimientos básicos para una buena comunicación. Y entonces tengo la suerte de romper pequeñas barreras y descubrir muchos sueños; algunos quieren ser deportistas, entrenadores personales, futuros profesores, jardineros y hasta científicos. La profesión es lo de menos, lo cierto es que lo viven con intensidad y me sirve para decirles que no se rindan, que busquen cada día información sobre esos temas y otros. La comunicación nos hace libres, nos ayuda a corregir y a denunciar lo que no nos gusta y a fomentar lo positivo.

Por eso me gusta mirarlos detenidamente mientras ven un breve vídeo sobre lo que les puede gustar… ¿Bailamos?

Algunos se han reído con las carcajadas de fondo del vídeo Bailamos, otros están pensativos y casi todos expresan qué han sentido al verlo. Entre mis humildes objetivos, está que salgan motivados, con ganas de buscar lo que les apasiona, con iniciativas para leer algo más, para informarse, curiosear, aventurarse, etc. Les insisto mucho en mensajes como “CREER es CREAR”, “podéis, tenéis que caminar por la vida sin miedos”, “cuando encuentres lo que te gusta mucho, trabaja, ríe, comparte, vuelve a trabajar y siembra en ello, será una recompensa diaria; sin el esfuerzo no terminamos la maratón, sin el entrenamiento tampoco”.

En estas clases también jugamos con los periódicos, investigamos qué llevan, de qué hablan, buscamos las famosas seis cuestiones que un periodista se plantea normalmente en una noticia: ¿qué, quién, cuándo, cómo, dónde y por qué? Analizan la figura de la mujer en los medios que tienen delante, cómo aparece, qué trabajos desempeña y cuánto camino tenemos que hacer hacia una igualdad real.

Y llegan a su medio natural, el teléfono móvil, la mayoría abre twitter. Y les pido: “Quiero que terminemos esta aventura tuiteando algo de lo que hemos aprendido en clase, algo que os haya llamado la atención…”

Sin-título-1

Antes de los tuits finales, leen las noticias que han redactado en grupo. Pueden hacerlo como la imaginación los lleve: no es extraño que bailen, interpreten la actualidad y hasta transmitan a golpe de rap los titulares redactados.

Muchos mensajes están claros en esta comunicación humana…

Sin-título-2

Casi siempre terminamos con la sirena que indica que emprenden otra clase… Sólo quedan segundos para despedirnos. Les pido que por favor participen en un juego; consiste en atender a la comunicación no verbal, a la intuición con el compañero, damos palmadas y si se repite un gesto determinado nos abrazamos, y por supuesto nos reímos.

Siempre salgo con una sonrisa y dando las gracias, es lo mínimo que puedo ofrecerles por entregarme tanta energía positiva en esta aventura de la prensa en las escuelas. GRACIAS chicos  😉

In this article