Los protagonistas de la Era de la Comunicación

  En pleno siglo XXI son muchas las voces que...

10
10

 

En pleno siglo XXI son muchas las voces que nos dicen que vivimos en la Era de la Comunicación. La gran cantidad de medios, soportes, canales y fuentes informativas constituyen una gran avalancha de historias y datos que llegan a nuestras manos de forma incesante. Pero la gran pregunta es ¿cómo digerimos esta información? ¿De qué manera es recibida por la sociedad? ¿Qué capacidad de análisis tenemos para procesar esta gran avalancha informativa?

Todas estas preguntas son las que hemos ido planteándonos en las diferentes sesiones realizadas en los institutos de Sevilla capital y provincia a lo largo del proyecto de ‘La Prensa en las escuelas’. La experiencia ha sido más que constructiva. Acercar la mirada a los jóvenes y analizar con ellos el modo en que se acercan a los medios de comunicación ha sido muy revelador. Ellos y ellas son los verdaderos protagonistas de esta ‘Era de la Comunicación’. Usuarios y receptores de la información, generadores de contenidos en las redes sociales, las voces del futuro ¿de qué modo se enfrentan cada día a la hazaña de estar informados? ¿hay contenidos destinados a ellos? ¿tienen las herramientas para analizarlos y juzgarlos con una mirada crítica?. Pues de todo nos hemos encontrado, pero aún nos queda mucho camino por recorrer.

Durante las sesiones teóricas, el alumnado ha mostrado un gran interés por cómo funcionan los medios de comunicación. Algunos les resultaban más conocidos, otros menos, y observar las diferencias entre ellos les hacía plantearse muchas cuestiones. Dirimir entre información y espectáculo, valorar la importancia de la libertad de prensa y de la libertad de expresión como herramientas para conformar una ciudadanía más libre, reconocer el importante papel social que juegan los medios de comunicación en la generación de opiniones y conductas sociales y preguntarse hasta qué punto la objetividad es el eje central de las noticias que recibimos,  han sido algunas de las cuestiones más tratadas. Luego, durante los talleres prácticos, dábamos el salto y nos enfrentábamos a la actualidad ¿Qué nos cuentan los medios y cómo lo hacen?

Irene Águila
Irene Águila explicando la diferencia entre información y espectáculo.

He de confesar que en un primer momento el alto grado de desconocimiento del alumnado sobre los temas de actualidad me generó desasosiego. Leíamos las portadas y las principales noticias de las diferentes secciones de los periódicos de mayor tirada a escala nacional y, en la mayoría de los casos, los chicos y las chicas no sabían de qué se trataba… ¿Cómo es posible que los jóvenes no estén al día con la de horas que pasan enchufados a las redes? ¿por qué no consumen información de actualidad?… Algunas de las respuestas a estas preguntas se contestaban allí mismo. Los medios de comunicación no escriben para ellos, explicaban. Cuando comenzábamos a desmenuzar las noticias, a explicar de dónde venían y por qué se producían estos acontecimientos o aquellos, el entusiasmo en la clase iba in crescendo. Luego les tocaba a ellos conformar su propio periódico, identificar las noticias que consideraban más relevantes para cada una de las secciones, escribir sus artículos de opinión y diseñar su propia portada. Los resultados han sido apasionantes. Una vez asimilados los contenidos los transmitían a sus compañeros y a sus compañeras con entusiasmo y compromiso. Se enorgullecían de saber lo que estaba pasando y poderlo compartir, e incluso debatir con los demás acaloradamente.

En definitiva, esta fusión entre educación y comunicación me ha parecido una experiencia valiosa e irrenunciable para seguir trabajando con los auténticos protagonistas de esta nueva Era una mirada más crítica y formada hacia los medios de comunicación, con el objetivo de aportarles las herramientas necesarias para ser ciudadanos y ciudadanas más libres y autónomos.

Como dijo Paulo Freire “lucho por una educación que nos enseñe a pensar y no por una educación que nos enseñe a obedecer” y, en esta misma línea, creo que debemos seguir luchando por una comunicación que eduque y no por una comunicación que aliene.

 

 

 

In this article