La aldea global en sus manos

Volver a pisar las aulas de un instituto después de...

553
553

Volver a pisar las aulas de un instituto después de tantos años, pero no como alumna, sino como docente por unas horas para hablar de mi gran vocación: el Periodismo. Conocer de primera mano cómo son los jóvenes de hoy tan distintos a los de mi generación, y trasladarles la realidad informativa que recogen los periódicos tan alejados de su propio mundo. Les invades en unas pocas horas con términos y conocimientos que no les son familiares, pero el gran reto es hacerles partícipes cada minuto de la labor de los profesionales de la información, y concienciarlos de que su función es fundamental en la sociedad para acercar la problemática social, política, económica…  a los ciudadanos.

El primer grupo con el que empiezo es reducido pero “difícil”, según me señalan algunos docentes del centro. “Mal empezamos”, pienso; enseguida, ya frente a ellos, me crezco ante las dificultades. Al test de actualidad pocos contestan, porque dicen no saber, excepto lo que tenga que ver con redes sociales, deportes y música.

Ángeles Rueda impartiendo una sesión en el IES Joaquín Turina
Ángeles Rueda impartiendo una sesión de ‘La Prensa en las escuelas’ en el IES Joaquín Turina.

Hay que ganárselos desde su propio mundo con ejemplos prácticos. Y  nos ponemos en situación. Inventamos un suceso: tiroteo en la calle Sierpes. Ellos aportan los datos reales de este hecho que está ocurriendo en nuestras mentes. Personajes, y circunstancias que van desgranando desde su propia imaginación. Yo les apoyo desde el lado periodístico. Les cuento cómo actuaría un periodista si trabaja en prensa, radio o televisión para trasladar a la ciudadanía lo que allí esta pasando. Les resalto la instantaneidad de los medios audiovisuales cuando desde el mismo lugar de los hechos realizan un directo.

Las nuevas generaciones tan inmersas en las redes sociales muestran un verdadero interés por la influencia que éstas han tenido en el periodismo. Les hago hincapié en el buen uso que se debe hacer de ellas, contrastando toda la información que circula por las mismas, y que no se convierta en plataforma de insultos y amenazas como desgraciadamente vimos que ocurrió con el asesinato de la Presidenta de la Diputación de León.

Fundamental que ellos entiendan que detrás de cada medio hay una ideología y que es necesario que todos los ciudadanos tengan acceso a la mayor parte de los mensajes para elegir con libertad. Hablamos de pluralismo informativo, de libertad de expresión, objetividad, de la concentración de medios que unifica mensajes…y sobre todo de que el periodista investigue y que esas indagaciones sirvan para denunciar injusticias.

En este punto les hablo del caso Watergate y cómo unos periodistas norteamericanos apoyados en su fuente (la conocida como “garganta profunda”)  propician la dimisión de Nixon. Todo un icono para manual de buen periodismo.

El poder de los medios de comunicación en la sociedad, “el cuarto poder”, les digo,  influye de forma decisiva en la sociedad y sus comportamientos. Ejemplifico con “La guerra de los mundos” de Orson Welles. Hace 75 años, cientos de norteamericanos viven con pavor la ficticia “invasión marciana” que  con verdadero realismo lleva la radio a sus hogares.

Cuando hablamos de los estereotipos surge la polémica y el debate cuando les traslado la pregunta: ¿Hay machismo entre los jóvenes? Chicas airadas les recrimina a los chicos de la clase que no les dejan jugar al fútbol. Difícil tarea tengo como moderadora, pero lo intentamos.

Antes de adentrarnos en la geografía que recorre las páginas de un periódico comparamos su estructura con las portadas digitales, pidiendo que separen la información de la opinión. Vemos también cómo la actualidad se refleja en radio, a través de sus boletines, por ejemplo, o en televisión en diferentes telediarios. Les hablo entonces de términos específicos: totales, cortes, escaleta, entradilla, in situ, autocue, ráfaga… muestran verdadero interés por lo audiovisual.

En las horas prácticas he querido que la clase sea una redacción y que cada grupo de alumnos haga su propia página de prensa en un mural. Han buscado en las páginas de los periódicos los diferentes géneros informativos y han distribuido la información de forma original. Les pido que creen un rincón creativo. En este espacio los alumnos han creado su propia noticia, algunos han imaginado un incendio en el instituto, otros han preferido hacer un artículo de opinión sobre la nueva directiva del centro, muchos otros se han dejado llevar por sus preferencias deportivas, y han hecho una crónica desde el Estadio Sánchez Pizjuán.

Simulamos una rueda de prensa. Le pido al docente que me acompañe con el objeto de interpretar un personaje, pero decide ser él mismo: un profesor de Historia.

Cada alumno representa un medio de comunicación y empiezan las preguntas. Lo que empieza como un juego divertido se convierte en una verdadera comunicación sincera entre alumno y profesor. El docente confiesa la frustración que le produce el que los alumnos no aprovechen cada minuto en el aula y que una vez fuera del sistema educativo, en la calle, van a sentir que han perdido una gran oportunidad.

Un pensamiento que me acompaña al salir del instituto porque me gustaría que al acercarse a las páginas de un periódico vean que es la propia vida y la realidad que les rodea la que está ahí presente. Espero que con mis explicaciones les haya facilitado los instrumentos necesarios para discernir entre un mar de contenidos, y que puedan ejercer una mirada crítica a esa aldea global que los medios de comunicación pone en sus manos.

In this article