Estar informados para tomar mejores decisiones

“Instagram. Facebook es algo antiguo para nosotros”. Ésta fue la...

417
417

“Instagram. Facebook es algo antiguo para nosotros”. Ésta fue la respuesta de un alumno en el taller de formación ‘La Prensa en Las escuelas’ a la pregunta: “¿cuáles son las redes sociales que utilizáis habitualmente?”

Ello nos sitúa en el momento actual. 2018, siglo XXI. Estos estudiantes tienen entre 14 y 15 años y son lo que se conocen como ‘nativos digitales’. Si les muestras un periódico impreso ponen cara de póker. Son la generación que ha nacido en la época de Internet, las redes sociales y los smartphone . Cuando les das un periódico, además de mancharse las manos de tinta, se sienten extrañados. ¿Para qué quiero leer una noticia de ayer, hoy? Esa es la clave.

Desde la primera clase de esta gratificante experiencia, intenté enfocar los talleres de un modo práctico y, sobre todo, participativo. Me interesaba escucharles a ellos, más que escucharme a mí. Se aprende mucho más. Así que siempre les decía, tras presentarme, que “me gustaría que estas horas que voy a estar con vosotros fueran interactivas; que comentáramos, que me preguntéis dudas, que abramos debates sobre temas que os interesen…”. Y funcionó. Ellos están acostumbrados a recibir clases de Lengua, Matemáticas, Sociales o Inglés, y lo del Periodismo les abre un mundo nuevo.

¿Para qué sirve estar informados? Esta pregunta suscitó un gran interés. ¿Cuál es la utilidad de que me pueda enterar no sólo de lo que pasa en el mundo, sino de lo que me pueda afectar a mí?

El Periodismo no sólo sirve para informar y entretener, sino para educar. Es una herramienta útil en la vida no sólo para los periodistas, sino para la sociedad en su conjunto. Es la idea que les quería transmitir: que estés bien o mal informado conllevará que puedas tomar buenas o malas decisiones en tu vida. Y podrás evitar que te engañen. “Quiero que os quedéis con esta idea. El estar bien informados es y será útil en vuestras vidas”.

Porque al final la era de Internet y de las redes sociales nos ha abierto a todos un nuevo mundo de posibilidades. Ha mejorado la comunicación en muchos aspectos. Pero también ha traído la aparición de un volumen considerable de noticias, informaciones y perfiles falsos ( fake news ) que hay que contrastar.

Porque en Periodismo, se trata de contar la verdad. Al menos, ese es el deber que tiene un periodista para con el público. Y también el de rectificar, cuando se equivoca.

No hace mucho era la prensa escrita la que ponía en práctica el Periodismo de investigación, y sacaba a la luz casos de corrupción. Pero vivimos en otra era.

El público está en los medios digitales. 2018. Un periódico online destapa el caso del famoso máster que no hizo la ya ex presidenta de Madrid, Cristina Cifuentes, y que ha acabado con su carrera política.

Las ruedas de prensa acabaron con la eterna sonrisa de la presidenta de los madrileños. Y es que éstas pueden dar para mucho.

“Una rueda de prensa inesperada”. Este vídeo mostrado durante los talleres, gráfico y divertido, ha gustado mucho. Y ha calado entre los estudiantes. Yo les decía “Internet es una herramienta muy útil para muchas cosas. Pero ojito con lo que publicáis en las redes sociales”. Y a continuación, le daba al play. De alguna manera, todos se sentían identificados. Porque, ¿quién no ha publicado fotos de su cuerpo en el gym o ha contado que le gusta Harry Potter, o que está ganando muchos partidos en el campeonato de baloncesto del colegio, o que baila danza oriental…? Parece inocente. No estás hablando de nada especialmente íntimo. Pero sí lo haces de tu vida privada. De tus gustos, tus aficiones, o de tus sentimientos. Y todo eso se publica, queda ahí, y mucha gente puede utilizar toda esa valiosa información en tu contra.

Porque la Prensa no ha dejado de tener poder. Lo ha sido con la (prensa) escrita y lo sigue siendo con los medios de comunicación digitales.

La tercera revolución industrial que nos ha traído Internet no debe hacernos olvidar que en los periódicos trabajan periodistas, que nos siguen contando historias muy interesantes.

El debate está en la calle… y en las aulas. ¿La prensa escrita ha muerto? Para algunos chicos de 14 y 15 años es algo tan moderno y nuevo como Instagram.

Toca repensar en un nuevo modelo de negocio.

In this article